Anabel Carabantes

Anabel Carabantes

Matrona y Coach

Titulada por la Universidad Complutense de Madrid en 1984.

Uno de los momentos más importantes de mi vida profesional fue cuando empecé las prácticas de comadrona, pues recibí un fuerte choque emocional. No entendía por qué las mujeres debíamos parir en esas condiciones, solas y dependientes. Ante esta realidad, el libro que me prestó un amigo titulado “El embarazo y nacimiento gozoso” me abrió los ojos, ya que me hizo entender que existían maneras más dignas de parir y recibir a un hijo. Desde entonces, mi labor, como profesional, es acompañar a las mujeres y reforzarlas en sus deseos y decisiones, a lo largo del embarazo, el parto y la crianza.

Cuando aprobé mi primera oposición y me trasladé a Lugo para ejercer de comadrona, aprendí realmente el oficio de partera. Las mismas mujeres que asistía me enseñaron mucho sobre mi trabajo y me reafirmaron en mi idea de que otra forma de parir es viable. Aquellas mujeres no estaban solas, compartían sus impresiones, las contracciones las llevaban mejor y los partos transcurrían sin problemas.

Un buen día, llegó al hospital donde trabajaba una pareja preguntando por una comadrona que les atendiera el parto en su casa. Este fue mi primer parto en casa, hoy esa niña tiene 27 años.

Desde entonces, no he parado de trabajar y formarme en otros ámbitos que podían ayudarme en mi profesión. Hasta que en 2006 fundé, Ancara Perinatal SL, con el objetivo de visibilizar, estudiar, publicar y compartir los partos en casa con la sociedad y con mis compañeros.

En todos estos años he acompañado alrededor de 800 partos en casa, sin contar el seguimiento y apoyo de embarazadas y de mujeres en busca de asesoramiento en temas de crianza, posparto, sexualidad, suelo pélvico, relaciones familiares, negociación o coaching.

Cada mujer y cada familia que me ha abierto las puertas de su casa me han permitido participar en su experiencia de parto o en la crianza de sus hijos y aprender algo cada día, por ello me siento una verdadera privilegiada por poder desempeñar esta labor en el mundo.