Cómo la Meditación puede mejorar la fertilidad

Ver pasar los meses sin lograr lo que más anhelas, esa línea rosa que indica el positivo en la prueba de embarazo. Saber que tu útero funciona, que por fin lo has conseguido, eso que para otras es tan sencillo, y para ti, parece estar vetado.

Cuando no consigues quedarte embarazada pasas por un proceso emocional devastador.

Perdida la confianza, en ocasiones un sentimiento de culpa te embarga. La no aceptación de tu propio cuerpo, el sentirte insuficiente o defectuosa… por más que, conscientemente, intentes mantener esa actitud positiva que todos te dicen que debes tener.

En la fertilidad, el factor emocional es muy importante, a veces crucial. En muchas ocasiones, la causa de infertilidad no es física, sino mental. Con frecuencia, la medicina no encuentra una causa medible para la infertilidad. Físicamente todo está bien y, sin embargo, el ansiado bebé no llega.

Y esto agrava el problema, pues entonces el sentimiento de culpa aumenta. Crece dentro de ti la sensación de que estás haciendo algo mal a nivel inconsciente, que te impide concebir. ¿Cómo llegar hasta donde la conciencia no puede llegar? ¿Cómo parar esos pensamientos que cada noche te asaltan en la cama y que dicen que dentro de ti algo no funciona bien?

Meditar sobre el útero es un recurso muy poderoso para traspasar esa barrera. No lo sabes hasta que lo experimentas en ti misma.

La principal razón es muy sencilla, y al mismo tiempo muy poderosa. La meditación consigue vencer el auto sabotaje. Intentas pensar todo el tiempo en positivo,  que tu cuerpo sí va bien, que debes confiar, pero en lo más profundo de ti hay una voz constante que te dice que no eres capaz. Es muy difícil llegar al subconsciente sólo a través de pensamientos positivos para desincrustar las creencias enraizadas profundamente en nuestra mente. La meditación lo consigue porque utiliza un código  que nuestro subconsciente absorbe muy fácilmente: las metáforas.

Por otro lado está la faceta emocional. Está ampliamente aceptado por la medicina y la psicología que las emociones que no han sido canalizadas de una manera sana se quedan de algún modo impresas en nuestros cuerpos. En nuestra memoria celular.

Esto lo comprobamos todos, sin necesidad de haber pasado por un trauma grave en la infancia. El estrés del día a día, el vivir fuera del cuerpo, hace que acumulemos tensiones, que producen contracturas en nuestros músculos y bloquean nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra energía.

El útero es un gran recipiente emocional y ¡oh sorpresa! También es un músculo. Un músculo donde las tensiones se fijan y donde son muy difíciles de soltar.

El útero almacena además muchos de nuestros conflictos no resueltos sobre la sexualidad, el placer, la auto aceptación, la falta de valía, la falta de amor, el abuso sexual. En nuestra sociedad patriarcal las mujeres cargamos en nuestros úteros el peso de la culpa por tantas cosas…

Se nos olvida, o más bien, se nos oculta, que el útero es un órgano diseñado para el placer. Es el órgano capaz de obrar el milagro de la vida en él. Al ignorar esto y pensar en el útero sólo cuando duele, solo cuando no funciona, solo cuando hay enfermedad… propiciamos que lo patológico se aloje en él.

La meditación es una vía segura y bella para ayudar a restablecer la salud del útero y ayudarlo a concebir. De diversas formas:

Al meditar sobre el útero le llega un mayor aporte sanguíneo. En el cuerpo la sangre es la vida, la energía. El útero se nutre, se limpia de tóxicos y se renueva.

El pensamiento creativo consciente ayuda al equilibrio hormonal. A lo largo del día miles de pensamientos pasan por nuestra mente. La mayoría de ellos son inconscientes. Los pensamientos hacen que nuestro cerebro segregue neurotransmisores, que son biomoléculas que transmiten información entre las neuronas y desde las neuronas a las células. De este modo, todas las células de nuestro cuerpo se sienten como pensamos.

Muchos neurotransmisores son hormonas, o bien inducen a la producción hormonal. Si mantenemos nuestros pensamientos negativos durante un tiempo prolongado, estamos avocados a un desequilibrio hormonal y eventualmente podemos enfermar.

El útero es especialmente sensible a las hormonas, a lo largo de nuestro ciclo menstrual las hormonas cambian, y así lo hacen también nuestras emociones y nuestros pensamientos. Es un camino de ida y vuelta.

La meditación ayuda a crear y mantener pensamientos que sean beneficiosos para la salud del útero. Y no solamente a través del pensamiento positivo, sino a través del uso de las metáforas, las imágenes, las emociones y las palabras que favorecen que las hormonas del placer y la seguridad inunden nuestra matriz, la relajen y permitan que los nudos se deshagan. Abriendo el camino hacia el disfrute del cuerpo y la relajación de la mente. Tan necesaria cuando deseas concebir.

La meditación facilita la auto aceptación, la auto estima, la paz mental y fomenta el placer. Muchas mujeres siente durante la meditación como sus úteros palpitan, como un corazón. Y tras meditar sienten mayor deseo sexual y experimentan orgasmos más gozosos.

Aún ahí algo que va más allá de todo eso: un conocimiento ancestral que se experimenta en la meditación trascendental sobre los chakras o centros energéticos del cuerpo. Es un conocimiento antiguo que el ser humano ha usado para mantener una vida en sana, pacífica y en equilibrio. El útero en la mujer es la materialización del segundo chackra. Sentir la activación de este chakra es algo que sólo se puede vivir a través de la experiencia.

Si deseas vivir en primera persona esa experiencia, inscríbete a la meditación online gratuita, guiada por Aixa Laxmi, creadora del Método Laxmi.

El lunes, 5 de noviembre, a las 12h y a las 22h.

Tras la meditación habrá una sesión para compartir experiencias y para preguntas y respuestas para resolver dudas y dar explicación a las sensaciones que se experimenta en estado meditativo. Esta segunda parte de la sesión es tan importante como la meditación en sí.

Inscríbete en el siguiente enlace:

http://eepurl.com/dLSQgY

Comparte este post con las mujeres a las que les pueda interesar y déjanos un comentario si tienes alguna duda que necesites aclarar. Gracias.

dejar un comentario