¿De verdad es necesario fortalecer el suelo pélvico durante la gestación?

¿Sabes lo qué es el suelo pélvico y cómo entrenarlo durante tu embarazo?

Es posible que no supieras de la existencia del suelo pélvico hasta que te quedaste embarazada. Toda la vida sin saber de él y ahora te enteras de que ¡Tienes que fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo!

Tranquila, no eres la única que hace este descubrimiento cuando ya tiene a su bebé en la tripa. En este artículo vamos aclarar todas tus dudas, desmontamos falsos mitos y te daremos pautas para conseguir un suelo pélvico óptimo para el momento de tu parto.

Ya te adelanto que fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo no es lo mejor para conseguir una buena experiencia de parto.

Pero no nos adelantemos, vayamos paso por paso.

¿Qué es el suelo pélvico y para qué sirve?

El suelo pélvico y el periné son los grandes olvidados de la anatomía y solo nos ocupamos de ellos cuando dan problemas, sin embargo son dos grupos de músculos muy importantes para nuestra salud y durante el parto tu papel es fundamental.

El suelo pélvico está más profundo que el periné y sus funciones son:

  • Cierre: Cerrar el hueco inferior de la pelvis e impedir que los órganos internos se salgan del cuerpo (literalmente).
  • Sujección: Mantener los órganos de la pelvis bien colocados.
  • Corrección postural: Mantener una buena postura de la pelvis y la espalda.
  • Continencia: Evita la incontinencia.
  • Placer: Un suelo pélvico bien tonificado propicia tener mejores orgasmos.

El periné es una capa más superficial, más pegada a tus braguitas, contiene a los esfínteres y sus funciones son de continencia urinaria, fecal y de gases.

¿Para qué hay que fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo? ¿Es realmente necesario?

Desde hace varias décadas en casi todos los cursos de preparto, se enseña a las mujeres embarazadas a fortalecer el periné con los famosos ejercicios de Kegel, entre otros. Sin embargo, ¿Es necesario? La necesidad de fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo no está nada clara. Y es que éste es uno de los grandes errores que se cometen en la mayoría de los cursos de preparación al parto.

La teoría sería que si fortaleces el suelo pélvico durante el embarazo, evitarías problemas de incontinencia después del parto. Sin embargo en esta teoría se olvida de algo muy importante: durante el parto tu periné tendrá que distenderse al máximo para dejar pasar a tu bebé. Por lo tanto no conviene en absoluto que esté demasiado fuerte. Tener el suelo pélvico hipertónico puede ser un gran problema en el parto y propiciar desgarros y episiotomías.

Sin embargo, tampoco conviene que el suelo pélvico esté débil, porque entonces no cumpliría sus funciones naturales y además porque tiene otra función muy importante durante el parto: la rotación del bebé para que su cabeza se enfile de manera correcta y logre atravesar el canal del parto.

Entonces, ¿Debo fortalecer mi suelo pélvico durante el embarazo o no?

La respuestas es que no solo debes entrenar el suelo pélvico en su fortalecimiento, sino también en su relajación. Y existe una forma de hacerlo.

El suelo pélvico tiene que tener la suficiente fuerza para que realice bien su trabajo, pero si te pasas y llegas a tener hipertonía, te puede dar problemas en el expulsivo. Problemas que van desde tener una episiotomía (corte en el periné para agrandar el orificio de la vagina), hasta la necesidad de usar fórceps o de hacer una cesárea.

Todas estas intervenciones, pueden dejar secuelas graves en la salud y en la vida sexual de la madre. Pero todo esto es evitable si tienes una buena preparación física durante el embarazo que tenga en cuenta las siguientes claves.

Claves para tener un suelo pélvico óptimo para el parto:

  1. Entrenar tu suelo pélvico durante el embarazo en un entrenamiento funcional y no de manera aislada: para propiciar tu buena postura y que tu bebé se coloque en una posición óptima durante tu parto.
  2. Transformar las sensaciones físicas. Trabajar la consciencia corporal sobre el periné, el suelo pélvico y la zona vaginal. Para tener más control y también para tener una experiencia previa de las sensaciones físicas que experimentarás en tu parto y adquiriendo recursos para disminuir el dolor, e incluso eliminarlo.
  3. Aprender a relajar el suelo pélvico. Esto no es tan obvio. Aunque parezca algo sencillo, el suelo pélvico es muy especial. El estado «natural» del suelo pélvico es la contracción, puesto que sus funciones son: la contención, el sostén de los órganos internos y el control postural. Y además, la relajación del suelo pélvico tiene un alto componente emocional. Si tienes miedo, los esfínteres se cierran automáticamente. Si no tienes intimidad, si sientes vergüenza, también se cierran. En el parto se darán estas dos circunstancias. Por eso te tienes que preparar física y emocionalmente para poder relajar el periné y permitirte a ti misma abrirle paso a tu bebé hacia la vida. Existen técnicas de relajación del periné que te permiten sortear todas estas dificultades, te ayudan a superar el miedo al parto y son eficaces incluso a pesar de la falta de intimidad de un parto hospitalario. Si aprendes estás técnicas, reducirás el riesgo de intervenciones en tu parto.
  4. Revisar tu sexualidad y tu relación contigo misma y con tus genitales. En caso de mujeres que han sufrido abusos, las memorias de esos traumas pueden interferir en el parto de manera muy negativa. Sanar estas memorias de sufrimiento antes del parto es importante, para permitirse a una misma transformarse en un canal de vida y dar a luz a tu bebé con amor y sin miedo.

El problema puede parecer complejo, pero la solución es sencilla. Tan solo requiere de conocimiento, de práctica y de disfrutar comprendiendo cómo funciona tu cuerpo, reconciliándote con tu sexualidad y descubriendo tu cuerpo de una manera nueva para darle un bello nacimiento a tu bebé.

En el Método Laxmi hemos creado un programa de ejercicio físico para el embarazo funcional en el que el fortalecimiento, control y relajación del suelo pélvico son claves.

¿Quieres saber más sobre cómo preparar tu cuerpo para el parto y evitar intervenciones innecesarias?

Te invitamos al reto gratuito 5 días para vencer tu miedo al parto.

INSCRÍBETE AQUÍ

 

dejar un comentario