Errores en la preparación al parto

Los 8 errores más graves que se comenten en la preparación al parto de hoy

La preparación a la maternidad no te prepara para el parto natural ni para evitar intervenciones y comete varios errores más.
Hoy te voy a hablar sobre 8 errores importantes que se están cometiendo en la mayoría de las preparaciones a la maternidad. Algunos de ellos directamente dificultan el parto en lugar de favorecerlo, además de entrañar otros riesgos para la salud de la madre.

 

ERROR Nº 1: FORTALECER EL SUELO PÉLVICO:

¿Pero cómo? ¿No hay que fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo?
Te quedas embarazada, vas a preparación al parto y descubres por primera vez en tu vida que tienes suelo pélvico y que lo tienes que fortalecer. Entonces te enseñan los ejercicios de Kegel y te pones manos a la obra. ¡Error!
En primer lugar los ejercicios de Kegel no son el mejor entrenamiento para fortalecer el suelo pélvico.
En segundo lugar, durante el parto tu periné se va a distender como nunca antes lo había hecho. No tiene sentido llegar al parto con el suelo pélvico duro como una piedra, obviamente.
Durante el embarazo es necesario trabajar el suelo pélvico tanto en su fortalecimiento como en su relajación. Tal como lo hacemos en el Entrenamiento del Método Laxmi.
No necesitas tener un suelo pélvico fuerte, necesitas tener un suelo pélvico funcional. Y esto se consigue entrenándolo por cadenas musculares, no de manera aislada, como lo hacen los Kejel.

Y también aprendiendo técnicas de relajación del mismo. Pues parece obvio pero no es tan fácil relajar el periné por dos motivos:

  1. El estado «natural» del suelo pélvico es la contracción: puesto que sus funciones son: la contención urinaria, fecal y de gases, el sostén de los órganos internos y el control de la postura. Todas estas funciones requieren de un buen tono muscular y de contracción. Relajar los esfínteres para evacuar es un acto voluntario y consciente. 
    Por ello es conveniente practicar técnicas de relajación del periné durante el embarazo. Porque para dar a luz deberás relajar tu suelo pélvico de una manera extraordinaria.
  2. La relajación de los esfínteres tiene una dimensión emocional muy importante y está relacionada con dos emociones: el miedo y la vergüenza.
    Si sientes miedo, no puedes relajar los esfínteres. Si estás rodeada de extraños te costará mucho relajar tus esfínteres. Por eso es necesaria una preparación emocional en este aspecto también.

Si no eres capaz de relajar tu suelo pélvico corres el riesgo de necesitar una episiotomía o de desgarrarte, y las secuelas que esto deja en la salud y en la vida sexual de la mujer pueden ser muy graves.

ERROR Nº 2: FORTALECER EL TRANSVERSO ABDOMINAL:

Se suele entrenar a las mujeres embarazadas con ejercicios isométricos y con respiración silbante para fortalecer el transverso abdominal bajo la premisa de que este músculo ayuda a los pujos. ¡Error!
Trabajar de esta forma el transverso abdominal durante el embarazo agrava la diástasis abdominal, se corre el riesgo de desgarro de la aponeurosis abdominal y de hernia (separación de los tejidos por la línea alba).
Paradójicamente, este mismo ejercicio es fantástico para recuperar la diástasis abdominal en el posparto. Pero NO LO PRACTIQUES DURANTE EL EMBARAZO. Mira este vídeo para ampliar información.
Hay otras maneras más eficaces y con menos riesgos para trabajar el transverso abdominal para el trabajo de parto y en el Entrenamiento del Método Laxmi las tenemos todas.

ERROR Nº 3: ENSEÑAR CÓMO «RESPIRAR» DURANTE EL PARTO:

La respiración en el parto es fundamental. Ayuda a relajar tanto el cuerpo, como la mente y esto es importante para que todo fluya y experimentes menos dolor.

Sin embargo:
  1. «Enseñar un tipo de técnica de respiración determinada para cada momento del parto» no es fisiológico. Te habrán explicado, la respiración torácica, la respiración abdominal, la respiración jadeante… y no estoy diciendo que sean perjudiciales, ¡ojo! En absoluto, te pueden ayudar. Lo que pasa es que no son «naturales» y requiere de un «esfuerzo intelectual» el recordar cuando tenías que respirar de una forma o de la otra. Justo, durante el parto, lo interesante es que no pienses, que te dejes fluir y no tengas que estar pensando ¿cómo me tocaba respirar ahora?
  2. Hay técnicas mucho mejores y sobre todo más eficaces para relajarse y experimentar menos dolor, e incluso eliminarlo por completo. Técnicas que no requieren de «recordar» sino que te llevan a ir aún más profundamente en el flujo hormonal y en ese fluir con tu parte más instintiva. Todas las aprenderás, practicarás e integrarás en el Entrenamiento del Método Laxmi.

 

ERROR Nº 4: ENSEÑAR A PUJAR EN APNEA:

De todos los errores que se comenten en las preparaciones al parto, enseñar a pujar en apnea puede que sea el peor error de todos.
Es completamente antifisiológico y aumenta el riesgo de sufrir desgarro perineal.
Podría escribir una tesis doctoral sobre este tema, pero para resumir mucho, mucho:
  1. No hay que hacer apnea en ningún momento durante embarazo ni el parto. Tu bebé, tu útero, tu placenta y tú necesitáis oxígeno constantemente.
  2. Cuando cierras la glotis para hacer la apnea, se contraen al mismo tiempo, el diafragma respiratorio, los músculos abdominales y ¡OH SORPRESA! Se contrae también el suelo pélvico, todos los esfínteres y también el cuello del útero. Y esto es justo lo que no tiene que ocurrir en el parto ¡NO HAY QUE PUJAR EN APNEA!
  3. Además de pujar en apnea te piden que eleves el tronco al mismo tiempo. Al hacer esto, por la acción de las cadenas musculares, el sacro se mueve en retroversión, es decir, el coxis se acerca al pubis y se cierra el espacio inferior de la pelvis. Dificultando enormemente la salida del bebé. ¡NO HAY QUE PUJAR EN APNEA!
Hay otras formas muchísimo mejores de pujar, y te las enseñamos en el Entrenamiento del Método Laxmi.

ERROR Nº 5: NO ENTRENAR EL CUERPO:

La preparación al parto que recibas dependerá de la formación y la buena voluntad de la matrona que la imparta. Muchas enseñan un poquito de movimientos pélvicos, de respiración, relajación y alguna visualización, cuando tienen un hueco entre todo el temario que tienen que dar.
Las matronas que se forman en el Método Laxmi me cuentan que apenas pueden dar una pincelada de movimiento y meditación en sus clases de preparación al parto. Por más que a ellas les encantaría ofrecer nuestro programa completo. ¡No les da tiempo!
Tener una buena forma física es muy importante (casi diría que lo más importante), no sólo mejora los resultados del parto, sino que mejora el desarrollo fetal. El entrenamiento del Método Laxmi lo tiene todo para que estés sana, optimista y físicamente preparada para el parto más fácil.

ERROR Nº 6: NO ENTRENA EL ÚTERO:

 

El útero es el músculo que realiza el trabajo del parto. ¿Tú cómo lo entrenas?
Es un músculo que acumula muchas tensiones emocionales que hacen que el trabajo de parto sea más doloroso. ¿Tú cómo lo relajas?
El Método Laxmi es el único programa en el mundo que entrena el útero para su fortalecimiento y relajación, consiguiendo un trabajo de parto más eficaz y menos doloroso, incluso indoloro (incluso placentero). 
ERROR Nº 7: NO TE ENSEÑAN EL PARTO NATURAL…
Desgraciadamente, salvo honrosas excepciones de matronas maravillosas, comprometidas, concienciadas y activistas… en las preparaciones al parto se habla más de las intervenciones que te van a hacer en el hospital, sin explicarte que tú tienes capacidad de decidir, que de como evitar que te intervengan.
Y aún en el caso de que tu matrona te de una preparación al parto más natural, no tiene tiempo material para enseñártelo todo, pues deben cubrir un temario muy amplio y no da tiempo a enseñar lo más importante del parto.
En el Entrenamiento Online del Método Laxmi no tenemos limitaciones, ni de tiempo, ni de información. Te enseñamos todo, absolutamente todo lo que tienes que hacer para evitar las intervenciones innecesarias y para reducir al máximo el riesgo de necesitar intervenciones. 
El parto natural no deja secuelas. La intervención sí.

ERROR Nº 8: NO TIENE PREPARACIÓN EMOCIONAL

Hay un momento en casi todos los partos en los que algo se bloquea. Teniendo medicación a mano es muy fácil recurrir a ella.
La mayoría de las mujeres no tiene los conocimientos como el contro emocional puede rescatar el proceso hormonal del parto y conseguir acabar el parto sin recurrir al fármaco.
Esto se debería enseñar en todas las preparaciones a la maternidad, pero no se hace.
¿Quieres tener todos los recursos para tu parto? Toma acción ahora e inscríbete en el ENTRENAMIENTO ONLINE PARTO SIN MIEDO, FÁCIL Y SEGURO del Método Laxmi.
SIN LIMITACIONES 
Y CON TODOS LOS RECURSOS PARA EVITAR INTERVENCIONES
Adquiere el Entrenamiento Online Parto sin Miedo, Fácil y Seguro
¡Disfruta del parto que deseas y dale a tu bebé el nacimiento que merece!