Nueva imagen Método Laxmi

Método Laxmi, 10 años de vida, estrenamos nueva imagen llena de significado

El Método Laxmi se renueva. Celebramos nuestro 10º aniversario estrenando nueva imagen llena de significado recordando nuestra historia y con varios regalos para nuestras suscriptoras.

10 años pasan volando, parece que fue ayer cuando dí a luz a mis dos hijos: a mi hija Sara, amor de mi vida, y al Método Laxmi.

Ambos me han revelado mi misión de vida: sanar el útero y el nacimiento. Un cambio absolutamente necesario para la Humanidad.

Necesitamos como sociedad eliminar la violencia en el nacimiento ya. Necesitamos que las mujeres se reconcilien con sus cuerpos y experimente el placer y el poder que hay en su útero. Ese órgano sagrado que crea la vida.

Mi hija Sara cumple 10 años el 22 de diciembre, el día de la lotería de Navidad. Nos tocó este premio tan grande que es la dicha de ser padres.

Nació un día nevado, tal como yo lo había soñado. Su nacimiento no fue como a mí me hubiera gustado. Ambas sufrimos la violencia obstétrica. Y ambas somos supervivientes de la misma.

Aquel parto traumático, hizo que mi vida diera un vuelco y que el Método Laxmi, que ya llevaba un par de años gestándose, se convirtiera en lo que ahora es: un camino de crecimiento personal que ayuda a las mujeres a sentir el poder de su cuerpo, el placer de su útero y las lleva a reencontrarse con su sabiduría interna para dar el mejor recibimiento en el mundo a sus hijos.

¿Puede haber una preparación al parto mejor en esta época de desconexión y de miedo al dolor?

El Método Laxmi ya existía antes de este parto. Se estaba gestando primero como un trabajo de movimiento y consciencia corporal para el bienestar y el equilibrio físico y psíquico. En algún momento quise que fuera para todos, hombre y mujeres, pues sus beneficios son universales. Así me lo dicen mis alumnas: ¡Esto lo debería practicar todo el mundo!

El origen de sus primeros ejercicios fueron al meditación, el Yoga y las danzas del vientre, pero su enfoque no es artístico, sino terapéutico: Mejorar la salud integral. ¡Y lo consigue!

Durante la gestación de mi hija Sara, supe que el Método Laxmi debía estar dirigido a embarazadas, pues me sentía increíblemente bien practicándolo. Experimentaba una gran conexión con mi cuerpo, con mi útero y con mi bebé.

En ese momento me adentré en la anatomía del parto y descubrí que muchos de los movimientos que yo enseñaba en el Método Laxmi original, facilitaban el nacimiento y promovían un estado de salud óptimo durante el embarazo.

Lo que no sabía en aquél momento fue algo que me reveló mi experiencia traumática de parto: que practicar el Método Laxmi mejora la función del útero.

Hasta tal punto, la práctica del Método Laxmi mejora el útero, que yo tuve una inducción al parto con oxitocina sinténtica, y durante las 14 hora que duró, no sentí ningún dolor. Ningún dolor en absoluto.

Sobre los movimientos de las danzas del vientre, he desarrollado diferentes técnicas utilizando el estudio de las cadenas musculares y de la anatomía del movimiento para conseguir diferentes beneficios a lo largo del embarazo, en el parto y en la recuperación posparto. Es sorprendente su riqueza y todo lo que se consigue. Cada movimiento se puede realizar de formas diferentes y las pequeñas sutilezas hacen que todo cambie.

Así, por ejemplo, conseguimos un efecto beneficioso sobre el útero que consigue tener unas contracciones uterinas más efectivas y menos dolorosas, incluso indoloras durante el parto.

Al Yoga, la meditación y la danza se han sumado con el tiempo, diferentes conocimientos procedentes de diversas disciplinas: Pilates, canto prenatal, Programación Neurolingüística, Noesiterapia, Meditación dinámica, hipnosis, etc.

Y más allá de las técnicas, han llegado muchos saberes a través de todas las terapias, físicas mentales y energéticas por las que he ido transitando para superar mi propio parto traumático y para ayudar a mi hija a sanar las huellas de su nacimiento.

A todo ello se suma la experiencia acompañando a cientos de mujeres en sus maternidades. Sintiendo la transformación en cada una de ellas, y la transformación de cada una de ellas en mí y en el Método Laxmi. ¡Gracias!

Después llegó la certificación de profesoras. De algún modo, me sentí depositaria de un saber que no se podía perder. Que si yo moría, todo aquello desaparecería y creé la certificación de profesoras.

¡Qué alegría recibir a mujeres sabias en los cursos de la formación del Método Laxmi!

Profesoras de Yoga, danza, matronas, médicos, fisioterapéutas… ¡Y qué dicha para mí su reconocimiento de mi trabajo!

Porque he transitado un camino lleno de inseguridades, de juicios internos y externos, y de miedos. Pero estás mujeres expertas, han reafirmado en lo que ya sabía: que el cuerpo no miente, que el cuerpo es uno y que en él están todas las respuestas… y que hay que estudiarlo, moverlo, comprenderlo, vivirlo y disfrutarlo.

Y los resultados están ahí, en cada mujer que se entrena en el Método, en cómo viven sus embarazos y sus partos. Y cómo hemos logrado reducir el número de cesáreas en partos hospitalarios.

Entre todas las profesionales del Método Laxmi estamos tejiendo una red de mujeres dedicadas al bienestar de la maternidad y de los recién nacidos. Ellos, que no tienen voz, necesitan ser protegidos de esta locura en la que se ha convertido la «atención» al parto hospitalario.

Estos 10 años han pasado volando y ahora realizamos un nuevo cambio de imagen. Una transformación necesaria porque nuestro logotipo no era original y no recogía la esencia del Método Laxmi.

Este será nuestro tercer logotipo… y ahora sí, recoge nuestra esencia.

Esta pequeña obra de arte creada por la artista argentina Nayla Quillén Lonzarich recoge varias ideas que queríamos resaltar:

  1. La protagonista es la madre y su conexión con ella misma, con la naturaleza y con su bebé. Algo que logra plasmar esta bella mujer que aparece en el logotipo: poderosa, con su pelo alborotado, tranquila, conectada.
  2. La simbología de la Diosa Laxmi, que da nombre al Método: Diosa hindú de la buena fortuna y la abundancia, del amor, la belleza, y la fertilidad. Es la diosa madre, que nació en un lago de leche. La madre que cuida, nutre y protege. En nuestro logotipo está representada por dos de sus símbolos: la flor de loto y la estrella de 8 puntas.

Les decimos adiós con gratitud a nuestros antiguos logotipos:

 

El primero, la estrella de la Diosa Laxmi:

Logotipo Estrella Laxmi

 

El segundo, esa barriguita embarazada, tan sencilla y visual que nos ha acompañado buena parte del camino:

Logotipo Metodo Laxmi

Y damos la bienvenida al precioso logotipo que mejor representa nuestra esencia. La de reconocer la grandeza y el poder la mujer, de la Diosa Madre:

Logotipo Método Laxmi

 

Así seguimos adelante con ilusión, ya no estoy sola, somos ya 20 las profesoras certificadas en España y 80 más las que se están formando online en 10 países del mundo.

Me siento feliz y agradecida de que este proyecto siga adelante, cada vez con más fuerza, llegando cada día a más mujeres.

Por eso este mes de diciembre de 2019 queremos celebrarlo con varios regalos que nuestras suscriptoras encontrarán en sus buzones de e-mail. Si aún no te has sucrito a nuestra newsletter, aún estás a tiempo.

Con todo mi cariño:

Aixa Laxmi
Creadora del Método Laxmi y autora de la Teoría del Segundo Útero

info@metodolaxmi.com