Nacimiento inalterado – birth undisturbed

“Si abres cualquier libro de texto obstétrico, verás torsos sin cabeza, pinzas de fórceps insertadas … a generaciones de estudiantes de medicina se les ha enseñado con imágenes como estas para ver los cuerpos de las mujeres como despersonalizados, fragmentados y asexuados. El nacimiento como un dilema mecánico. Las imágenes del nacimiento que celebran la energía de los cuerpos de las mujeres podrían estar en las paredes de todos los hospitales … y comenzar a reconocer el nacimiento como una experiencia psicosexual “Sheila Kitzinger

Hace unos días me sobrecogió esta bellísima imagen, así como la frase que la acompañaba: “Por primera vez … me negaron el ofrecimiento de cloroformo … luego le pregunté por qué … tímidamente se volvió hacia mí y me dijo: ‘No duele. No tenía que doler, ¿verdad, doctor?–  Dr Grantly Dick-Read.

Tardé unos dos segundos en decidirme a contactar con la autora, Natalie Lennard, popularmente conocida como Miss Aliena, para pedirle permiso para escribir este post.

“Birth undisturbed”

“Parto inalterado” o “parto no perturbado”, así se llama el proyecto fotográfico de Natalie Lennard, artista gráfica que pone de manifiesto la poderosa energía que una mujer es capaz de manifestar cuando da a luz una nueva vida.

En este impresionante proyecto artístico, Natalie Lennard se inspira en los escritos de doctor Grantly Dick-Read, autor de  ‘Childbirth Without Fear’ (Nacimiento sin miedo) de 1942,  “, y del famoso obstetra, Michel Odent. Es un trabajo de ficción que presenta escenas de nacimientos a lo largo de la historia.

En esta primera fotografía, escenifica el parto que inspiró a Dick-Read su método y su libro. A raíz de la experiencia de una joven madre de origen humilde, que le negó el uso de cloroformo y que después declaró con naturalidad, que el parto no dolía. El uso del cloroformo para “dormir” a las mujeres de parto fue un práctica habitual al principio del siglo XX. Las mujeres lo solicitaban para librarse del dolor. Más tarde dejó de usarse, pues se demostró que era peligroso y que podía llegar a ser mortal. Grantly Dick-Read se dio cuenta de que en ausencia de miedo, el parto no era doloroso. Que era el miedo lo que hacía saltar las hormonas (adrenalina y cortisol), que ponen al cuerpo y al útero en contra del proceso fisiológico del parto. Esto hace que resulte doloroso y a veces insoportoble. Comprobó que, en ausencia de miedo, el parto puede llegar a ser extático.

Cada imagen va acompañada de un vídeo en el que se ve el proceso de producción de cada fotografía.

El doctor Grantly afirmó que “cuanto más civilizada pretende ser una sociedad, más difícil se vuelve el parto”.

Natalie Lennard, opina, que “las mujeres de hoy debería educarse bien en el conocimiento del proceso hormonal del parto.”

“La Salle Sauvage”

“La sala salvaje” o “la sala primitiva”, así titula la autora la segunda escena. Inspirándose en esa habitación que describe Michel Odent en su libro “Birth Reborn”. Ese lugar en el que la mujer se siente en su plena esencia y es capaz de dejarse llevar, de ser ella misma, de expresarse, de moverse en plena libertad y de penetrar en ese estado de trance salvaje y ancestral. Adentrándose en su cuerpo, en sus sensaciones físicas, empujando con toda su fuerza vital su bebé hacia la vida. Más poderosa que nunca. Siendo ella, más auténtica que nunca.

A través de los vídeos la artista nos permite entrar en los entresijos del proceso creativo. La hija de Natalie está presente en el estudio de fotografía. Sospecho que su nacimiento inspiró este bellísimo proyecto artístico.

Natalie cuenta que sus montajes requieren de gran preparación y de unas condiciones muy exigentes. No “sometería” a una mujer de parto a estas condiciones. Por ello contrata a actores y tanto el bebé como la placenta son fabricados, pero de un aspecto tan real, que impresiona.

“Para ser salvaje, rugir como un león, escalar montañas y deleitarse con la pasión del nacimiento, necesitamos sentir que tenemos el control del lugar de nacimiento, las personas que nos apoyan y de todo lo que se nos hace”. Sheila Kitzinger.

Parto inalterado, por Natalie Lennard - Miss Aniela

Salle Sauvage, por Natalie Lennard – Miss Aniela

En la foto, la que la mujer da a luz salvajemente, en la presencia de esa matrona que teje, como Odent describe en sus textos. La matrona, que simplemente está y procura hacer lo menos posible, pero que con su presencia es el sostén energético que la mujer necesita para desinhibirse e iniciar ese viaje interior que es el parto.

El padre expectante, protege la puerta de salle sauvage, esa sala primitiva, que en otro tiempo hubiera sido una cueva. Tal como describe Michel Odent en sus obras. Una cueva que en la foto se han vuelto de cristal, transparentes, para permitirnos penetrar en la intimidad de este acto primal.

Ejection Reflex

“El Reflejo de Ejectio (fetal)”: Michel Odent describe como, en algunos partos, la mujer llega a un estado tal, en el que el parto ocurre de una forma rápida, imparable, casi violenta. La boca y los esfínteres se abren de manera coordinada con el empuje del útero y el bebé es propulsado hacia la vida rápidamente.

Reflejo de eyección fetal, por Natalie Lennard, Miss Aliena.

A veces esto ocurre antes de llegar al hospital, antes incluso de llegar a salir de casa. La escena de la foto de Natalie resulta irónica. Tanta preparación. Tantas maletas preparadas y el parto ocurre sin más. Sin que sea necesario nadie más que una mujer y un bebé.

El hombre en su papel de planificador, de protector, poniendo la mente, la planificación.

Y en esta ocasión, la partera es un gato. Ese gato que de vez en cuando también se pasea por los escritos de Michel Odent.

Una escena que nos recuerda que el parto es un hecho inesperado e imparable.

“Asistir a nacimientos es como cultivar rosas. Tienes que maravillarte con los que simplemente se abren y florecen al primer beso del sol … no te atreverías a abrir los pétalos de los cogollos bien cerrados y forzarlos a florecer según tu agenda.”– Gloria Lemay

Ya no me queda más que agradecer a Natalie Lennard por dos cosas:

Permitirme acercar su obra a mis lectores.

Y sobre todo, por realizar este maravilloso trabajo creativo, que es a la vez artístico y educativo, bello, conmovedor, espeluznate, salvaje e inspirador. Gracias por unir arte, ciencia, amor y nacimiento.

“Cuando nosotros, como sociedad, comencemos a valorar a las madres como dadoras y defensoras de la vida, entonces veremos el cambio social de maneras que importan”. – Ina May

Thank you Natalie.

Por Aixa Laxmi

dejar un comentario