Ejercicios para liberarte de la ciática del embarazo

La ciática es una dolencia bastante frecuente en el embarazo que causa incomodidad y a veces puede llegar a ser inhabilitante, sin embargo se puede restablecer y prevenir con unos sencillos ejercicios.

  • ¿Qué es la ciática o falsa ciatalgia del embarazo?
  • ¿Por qué ocurre la ciática en la gestación?
  • ¿Qué consecuencia puede tener la ciática durante el embarazo y en el parto?
  • ¿Qué puedes hacer si tienes ciática?
  • Ejercicios prácticos para prevenir y restablecer la ciática.

¿Qué es la ciática o falsa ciatalgia del embarazo?

La ciatalgia, comúnmente conocida como ciática, se debe al pinzamiento del nervio ciático y se suele manifestar como un dolor que se irradia en la parte posterior de la pierna y que puede ir desde el glúteo hasta la corva.

Las causas principales de la ciática del embarazo son dos:

  1. El pinzamiento del nervio ciático debido a una hernia discal en la zona lumbar. Ésta es la ciatalgia “verdadera”.
  2. El pinzamiento del nervio ciático por el músculo piramidal. Es a lo que suele ocurrir durante la gestación y también se denomina falsa ciática del embarazo.

¿Por qué ocurre la ciática del embarazo?

Durante la gestación el aumento del peso y del volumen del útero y del bebé producen una presión desde dentro sobre los huesos de la pelvis de la madre. Esto hace que músculos y ligamentos se pongan en tensión y que, en respuesta a dicha tensión, algunos de ellos se contracturen.

En concreto es el músculo piramidal el que puede causar problemas, ya que el nervio ciático pasa por detrás de él en su camino de descenso hacia la pierna. El piramidal es un músculo que se encuentra muy profundo por detrás del glúteo. Se inserta en el sacro y en el trocánter del fémur.

Si hay una contractura en el músculo piramidal causaría el pinzamiento del nervio ciático y en consecuencia sentiremos ese dolor y tirantez en la parte posterior de la pierna. Un dolor que a veces se irradia hacia arriba, hasta la cresta ilíaca, y hacia abajo, hasta la corva (parte posterior de la rodilla).

¿Qué consecuencia puede tener la ciática durante el embarazo y en el parto?

El dolor de la ciática durante el embarazo puede ser muy molesto y en ocasiones altamente inhabilitante, pues te limita la posibilidad de movimiento y puede llegar a interferir en el descanso y el sueño.

Durante el parto, tener libertad de movimiento en la zona de la pelvis es fundamental para el buen desarrollo del parto. El pinzamiento del nervio ciático y en general, tener contracturas en la zona de los glúteos y el piramidal, puede reducir dicha movilidad.

Por otro lado, ¿Te imaginas dar a luz con dolor de ciática? No es nada deseable.

¿Qué puedes hacer si tienes ciática?

La buena noticia es que liberarse de la ciática es bastante sencillo, simplemente tienes que relajar el músculo piramidal, deshacer la contractura y el dolor desaparecerá.

Hay varias cosas que debes tener en cuenta si sufres una crisis de ciática con dolor muy agudo y limitación de movimientos:

  • Reduce la actividad física.
  • Acude a tu médico o a tu fisioterapeuta para un buen diagnóstico.
  • No pases demasiado tiempo sentada.
  • Evita subir y bajar escaleras.

Ejercicios prácticos para prevenir y restablecer la ciática

Una vez que la crisis de dolor agudo haya pasado y hayas recuperado tu movilidad, te recomendamos practicar dos veces al día los estiramientos que te describimos en el siguiente vídeo.

 

De hecho, incluso aunque no tengas dolor, te recomendamos practicar estos estiramientos a diario durante la gestación, para prevenir la ciática y también para mejorar la movilidad de tu pelvis.

¿Quieres saber más sobre cómo preparar tu cuerpo para el parto y evitar intervenciones innecesarias?

Te invitamos al Reto gratuito 5 días para vencer tu miedo al parto.

 

INSCRÍBETE AQUÍ

dejar un comentario